Cardi B habló sobre su salud mental cuando tomó el estrado en su demanda por difamación contra Tasha K., una youtuber con más de un millón de suscriptores que, según la cantante, ha estado difundiendo falsos rumores sobre ella.

El 13 de enero, Cardi, cuyo nombre de nacimiento es Belcalis Marlenis Almánzar, compareció ante un tribunal de Georgia para testificar cómo las supuestas publicaciones difamatorias de Tasha afectaron su bienestar.

Según Billboard, la rapera de 29 años le dijo a un jurado federal que se sentía «extremadamente suicida» e «indefensa» en medio de las acusaciones, lo que provocó que desarrollara fatiga, ansiedad y migrañas.

Según los informes, Cardi también dijo que nunca se había sentido suicida antes de las afirmaciones de Tasha, y que tuvo problemas en su relación con su esposo Offset -con quien comparte dos hijos- como resultado de los videos de la youtuber.

La cantante testificó, según TMZ, «Me sentí derrotada y deprimida y no quería acostarme con mi esposo».

La ganadora del Grammy presentó su demanda contra Tasha, cuyo verdadero nombre es Latasha Kebe, en 2019.

En documentos judiciales obtenidos por E! News, Cardi y su equipo legal alegaron que Tasha usó su canal de YouTube para «difundir rumores maliciosos, afirmaciones calumniosas e información falsa sobre celebridades» para obtener ganancias financieras.

En la demanda, Tasha está acusada de hacer al menos 23 videos en 14 meses que presentaban «declaraciones falsas y difamatorias» sobre Cardi, incluidas acusaciones de que la estrella era prostituta, contrajo herpes y usaba drogas.

Llamándolo una «campaña maliciosa para dañar y destruir», Cardi y sus abogados alegaron que Tasha «sabía que estas declaraciones eran falsas», pero «actuó con un desprecio imprudente sobre si eran ciertas o no» y las publicó.

Como resultado, según la demanda, Cardi sufrió «vergüenza, humillación, angustia mental y emocional».

Cardi B busca daños y perjuicios, así como una orden para que Tasha «elimine por completo todas las declaraciones difamatorias y despectivas».

Por su parte, Tasha ha negado las acusaciones, según Billboard.

Ella contrademandó a la artista de WAP el año pasado por acusaciones de acoso, pero fue desestimada en julio después de que un juez dictaminara que Tasha «no presentó ninguna evidencia» que respaldara sus afirmaciones, según los documentos obtenidos por E! News.

Los registros judiciales muestran que el juicio por difamación contra Tasha continuará el 18 de enero. E! News contactó a los abogados de Cardi B y Tasha, pero no recibió respuesta.